11 de febrero de 2011

"Visiones" Capítulo Cero



La exposición se encuentra ya abierta al público. La gente deambula por todo el salón de The Level, dividido en tres secciones por la mesa de muestra de armamento de última tecnología; así de un lado queda el área destinada a los conferencistas, otra a la exposición y una tercera recreativa, el mini bar.

El sonido anuncia la primera conferencia que está por arrancar. El profesor Smirnoff, científico de origen polaco radicado en NY se levanta de su asiento. Las luces se apagan repentinamente, una ráfaga de luz ilumina el lugar unos instantes y el sonido de un arma escupiendo su munición se deja escuchar. Gritos, miedo, confusión y pánico inundan el salón.
Lee corre hacia el profesor, muchos se tiran al suelo de manera instintiva. La joven indio americana que charlaba con Smirnoff también se arroja al suelo. Sus motivos no son solo cubrirse de los disparos. Se tira encima del cuerpo del profesor y encaja el cuchillo de piedra que llevaba oculto. Es una asesina y su trabajo era encargarse del polaco. No le importa que tuviese el estomago lleno de plomo, ella lo remata en el suelo con la oscuridad y la sorpresa como sus aliadas.

El detective de NYPD lamenta haber entrado ahora tendrá que hacer algo. Corre entre la oscuridad rumbo a la puerta que conduce al lobby, al alcanzarla cierra el lugar. Hay gritos, empujones y gente que intenta salir sin alcanzar a ver nada. Se escucha otro disparo justo por las puertas. El detective jala el gatillo de su Beretta y lanza un par de disparos de advertencia. La gente corre, aún más asustada...
Las balas llueven nuevamente. El terror de no saber que hacer, la oscuridad y el peligro de muerte está latente. Una bala perdida golpea el sistema contra incendios y una lluvia artificial llena el "The Level".

Nuevamente los misteriosos atacantes disparan, parecen ser tres según percibe el hombre que se arrastra desde el suelo del mini bar intentando salvar su vida. Repta lo más aprisa que puede, sin soltar su coctel, después de todo si va a morir quiere disfrutar sus últimos minutos. La vida se hizo para vivirse ¿que no?

A veces uno simplemente reacciona ante las circunstancias. Y suele hacerlo de las maneras más extrañas. ¿Por qué si toda tu vida has sido participe de crímenes impensables, de manera indirecta, se te ocurre en un instante arriesgar tu vida misma? No existe una respuesta para ello y el traficante de armas corre, sin buscar donde o cómo cubrirse intentando detener a algún perpetrador, siguiendo el sonido...

-¡Fallaste!- dice un intangible y fantasmagórico Smirnoff ante la mirada atónita de Lee. Su mano intenta tocarlo atravesando el aire, haciendo que se desvanezca la visión.
Una luz parece encenderse en la zona de una de las salidas de emergencia. Un visitante de la exposición logra ver el rincón iluminado por unos cuantos segundos, un gato siames está en la entrada de la puerta. No posee el ojo izquierdo y maulla, como queriendo decir algo. El hombre de ciencia ignora la circunstancia por salvar el pellejo y se dirige, intentado resguardarse, hacia donde ve la luz que cuando cruza el umbral de la puerta desaparece. No hay señal alguna del felino pero al menos parece ser un lugar seguro.

Una bota es percibida por el hombre que se arrastró desde el bar. Jugar al héroe es una cosa, pero intentar salvar la vida misma es otra. Voltea desde el suelo intentando no ser visto. Un ligero destello de luz verde indica con claridad el uso de googles de visión nocturna. Hay forcejeo y el atacante cae al suelo, pero no suelta su M-16...

Lee intenta concentrarse e ignora de momento el evento sucedido. Corre buscando los interruptores de emergencia y logra encender la luz. Todo el salón se ilumina. Los atacantes son puestos al descubierto. visten de negro al estilo de los comandos o el SWAT. La luz les daña los ojos debido a los googles, exceptuando por uno que reacciona a tiempo y trata de huir, rumbo a la slaida de emergencia. La asesina intenta lo mismo, via los sanitarios aprovechando la confusión.
Lee hace uso de sus conocimientos en artes marciales y arrebata el arma de su atacante que se ve obligado a levantar los brazos en señal de rendición. Un vaso vuela intentando golpear sin éxito al atacante del suelo. Viene un disparo. La vida se hizo para disfrutarse y comienza a escaparse ante la bala que ha entrado en la caja tóraxica, la sangre comienza a fluir...

La luz ha vuelto, ellos solo son tres con uno rendido y otro intentando huir ¿Que podría salir mal?...

"Visiones" Capítulo #0 
Crónica introductoria al World of darkness
Inició el 4 de Febrero de 2011
cada Viernes, un fragmento

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada